Dueños de pequeñas empresas; estos son los 10 hábitos que necesita para tener éxito

Extraído y traducido de Mazars LIVE! Publicado 27 de febrero de 2019

Luego de muchos años de trabajar con pequeñas empresas Mazars ha identificado algunos hábitos comunes a los dueños de negocios exitosos. Administrar una empresa a menudo puede parecerse a un acto de malabarismo con una lista de cosas que hacer que parece interminable. Listamos a continuación la lista de los top ten de los hábitos que hacen exitosos a los dueños de estas empresas, lo alentamos a comparar y contrastar con el fin de agregar algunas más a su propia lista.

1. Mantenerse focalizado

Administrar un negocio en crecimiento requiere claridad de propósito cuando se está al mando, es importante estar altamente focalizado en algunos objetivos clave que son imperativos para conducir el crecimiento y desarrollo de su propio negocio. Mantener un cierto nivel de perspectiva lo ayuda a mantenerse racional cuando se enfrenta a resultados fluctuantes fruto de las decisiones de negocio.

2. Elige tu equipo A cuidadosamente

Hay muchas razones por las cuales la gente se involucra en el crecimiento de los negocios ya sea como dueños, inversores, empleados clave o consultores; están impulsados a cumplir, son entusiastas y son capaces de contribuir. El equipo A debe estar compuesto por personas que concuerden conscientemente en contribuir directamente al crecimiento y al logro de los objetivos de la empresa.

3. Clientes en el asiento del conductor

La claridad de propósito está 100% alineada para satisfacer la necesidad de su mercado objetivo. A medida que su audiencia cambia con el tiempo, también lo hace la naturaleza de la forma en que entrega y comercializa sus productos y servicios. Los operadores exitosos son aquellos que le toman el pulso al comportamiento de sus clientes, predicen cambios y responden con un cambio en dirección acorde a esto. Se centran en el cliente. 

4. Hacer un compromiso por escrito 

Haga un plan en papel y hágalo en el tiempo. El enfoque clave de la empresa debe estar en cascada desde el timón hasta el equipo para garantizar la responsabilidad y la alineación de los recursos y las actividades. Cada equipo o gerente necesita identificar lo que es importante, en lo que se necesita focalizar para asegurar alcanzar los objetivos más grandes de negocio. Revisar el progreso a través de estos objetivos de forma regular y restablecerlos una vez alcanzados. 

5. Reclutar experiencia

Rodearse de personas de calidad que complementan sus habilidades y que tienen registros comprobados de seguridad en hacer lo que debe hacerse. Un buen indicador de cómo la persona se desarrollará en el futuro es saber cómo se desarrolló en el pasado en la misma actividad o similar, por lo cual debe hacer su investigación en relación a esto. Armonice los valores y las capacidades de un nuevo empleado con su plan de éxito para su negocio.

En esta entrega finalizamos con los 5 hábitos restantes completando así con nuestra entrega anterior los 10 hábitos para tener éxito en su negocio. 

6. Motivación constante

La mayoría de las personas tienen formas alternativas de utilizar el exceso de energía o talento fuera del trabajo. Canalizar tal exceso en actividades que beneficien el negocio requiere un enfoque personalizado para cada individuo. Primero, asegurarse que hay entendimiento de los resultados mínimos a obtener. Entonces, para rendimientos por encima de esos mínimos se deben otorgar formas de compensación importantes pare el ejecutante, o en algunos casos equipos de ejecutantes. Esto no solo funciona en beneficio del negocio, sino que también fomenta a los individuos a hacer y crecer más.  

7. Enfoque de recursos

Empresas que concentran sus recursos en un mercado selecto tienden a tener una ventaja competitiva mas fuerte que las empresas generalistas. Esto a menudo lleva al negocio a ser más ágil para las oportunidades de crecimiento. Concentrar todos los recursos disponibles en obtener dos o tes objetivos específicos operativos dan como resultado el logro progresivo y la priorización de las mejores actividades para aplicar sus recursos limitados.

8. Muéstrame el dinero

El flujo de efectivo es la sangre vital de un negocio en crecimiento. La capacidad de un negocio para continuar está determinada diariamente no al cierre de ejercicio, está determinada por el contenido de la cuenta bancaria más que por los estados financieros. Tener dinero en mano o rápidamente convertible tanto para eventos planeados como para no planeados no es solo prudente sino también necesario en tiempos impredecibles. Proyectar, monitorear y conservar dinero y capacidad de crédito, hace del flujo de efectivo la prioridad de todos. 

9. Crecer responsablemente

Más grande no es automáticamente mejor. El crecimiento requiere capital de trabajo, así que expanda metódicamente desde una base rentable con un ojo puesto en cómo está financiando el crecimiento. Busque una extensión lógica, incremental de las actividades existentes, evitando un crecimiento solo por crecer. El aumento de la dependencia del cliente en su negocio asegura un crecimiento sostenible. 

10. Ponga a prueba su plan

Anticiparse continuamente a cambios externos mediante testeos regulares para verificar que su plan de negocios actual es adecuado para el futuro. El pasado no es siempre el mejor indicador para el futuro. Sin embargo, aprenda de los errores del pasado y mantenga la mente abierta por lo que el futuro pueda depararle en el mercado elegido. Busque de forma activa maneras en que su plan de negocios pueda convertir un problema actual en una oportunidad futura.

Nosotros desde Mazars lo alentamos a considerar adoptar uno de estos hábitos para ayudar a lograr el crecimiento futuro de su negocio.