Deterioro del valor de otros activos distintos de los inventarios (Parte 1)

¿Cuál es el concepto de perdida por deterioro por la norma?

Una pérdida por deterioro se produce cuando el importe en libros de un activo es superior a su importe recuperable. La Sección 27 abarca el tratamiento contable del deterioro de valor de todos los activos diferentes a los siguientes:

  • Activos por impuestos diferidos (Sección 29)
  • Activos procedentes de beneficios a los empleados (Sección 28)
  • Activos financieros (Sección 11 y/o 12)
  • Propiedades de inversión (Sección 16)
  • Activos biológicos (Sección 34)

En términos generales el reconocimiento del deterioro de los activos está alineado con el hecho de en estados financieros de propósito general, los activos no deben registrarse en libros por encima de los importes que se esperan obtener de ese activo o activos ya sea por la venta o por el uso. 

En primera instancia vamos a definir algunos términos para entender su aplicación:

El término “Importe en libros” es el importe por el que se reconoce un activo, una vez deducidas la depreciación acumulada y las pérdidas por deterioro del valor acumuladas.

El término “Importe recuperable” se considera al mayor entre el valor razonable menos los costos de venta de un activo (o de una unidad generadora de efectivo) y su valor en uso.

El término “Valor razonable menos los costos de venta” se considera al importe que se puede obtener por la venta de un activo, en una transacción realizada en condiciones de independencia mutua entre partes interesadas y debidamente informadas, menos los costos de disposición.

El término “Valor en uso” se considera al valor presente de los flujos futuros de efectivo que se espera obtener de un activo.

Deterioro del valor de los inventarios

Una entidad evaluará en cada fecha sobre la que se informa si ha habido deterioro de valor de los inventarios. La evaluación consiste en comparar el importe en libros de cada partida o grupo de partidas similares del inventario con su precio de venta menos los costos de terminación y venta.

El deterioro del valor de los inventarios se debe evaluar en cada fecha en la que se informa, a diferencia del deterioro de otros activos en los que se debe realizar dicha evaluación cuando existan indicios de deterioro. 

La evaluación de los inventarios puede llevar a dos situaciones para la entidad:

  • Importe recuperable es mayor que importe en libros, entonces no hay deterioro de valor que reconocer en resultados.
  • Importe en libros es mayor que importe recuperable, entonces la entidad debe reducir el importe en libros hasta su importe recuperable. Esa reducción es una pérdida por deterioro del valor y se reconoce en resultados. 

Asimismo, cabe destacar, que la evaluación debe realizarse para cada partida del inventario, a menos que resulte impracticable llevarse a cabo. Por lo tanto, si no fuera posible hacerlo por partida, entonces se podrán agrupar las partidas relacionadas con la misma línea de producto que tengan similar propósito o uso y se comercialicen o produzcan en la misma zona geográfica. Las pérdidas por deterioro de algunas partidas del inventario no se pueden compensar con las ganancias de otras. 

Reversión del deterioro del valor de los inventarios

Cuando las circunstancias que hayan dado lugar a la pérdida por deterioro ya no existan en evaluaciones posteriores o que las circunstancias económicas hayan cambiado incrementando los precios, entonces se deberá revertir el importe del deterioro del valor de forma que el importe en libros sea el menor entre el costo y el precio de venta revisado menos los costos de terminación y venta.