Estado de Cambios en el Patrimonio – enfoque de la Sección 6 de NIIF para Pymes

En esta entrega veremos algunos aspectos del Estado de cambios en el patrimonio de acuerdo con la norma mencionada y la adaptación que se hizo en nuestro país al respecto.

El término Patrimonio según la definición de este cuerpo normativo es la parte residual de los activos de una sociedad una vez deducidos todos sus pasivos. 

La Sección 6 que se denomina “Estado de Cambios en el Patrimonio y Estado de Resultados y Ganancias Acumuladas” establece la presentación de los cambios en el patrimonio en un Estado de cambios en el patrimonio o si se cumplen determinadas condiciones que especifica la norma y la sociedad así lo decide puede presentar un Estado de resultados y ganancias acumuladas. Estas condiciones específicas de la utilización de este otro Estado (si son los únicos cambios en el patrimonio) son los que surgen del resultado, pago de dividendos, correcciones de errores de los períodos anteriores y cambios de políticas contables. 

En nuestro país y a través del Decreto 372/15 artículo 5 se establece que se deberá presentar en forma obligatoria el Estado de Cambios en el Patrimonio. De esta manera el Estado de resultados y ganancias acumuladas no es aplicable. 

En el Estado de cambios en el patrimonio se presenta la siguiente información:

  • El resultado integral total del período, exponiendo por separado lo que es atribuible a los propietarios de la controladora y a las participaciones no controladoras.
  • Para cada componente de patrimonio, los efectos de la aplicación o reexpresión retroactiva según surge de la Sección 10 “Políticas Contables, Estimaciones y Errores”.
  • Para cada componente del Patrimonio, una conciliación entre los importes que surgen de la contabilidad, al inicio y al final del periodo informado, exponiendo por separado:
    • El resultado del período.
    • Cada partida de otro resultado integral.
    • Los importes de las inversiones realizadas por los propietarios (aportes) y dividendos y similares, y los cambios en las participaciones en la propiedad en subsidiarias que no den lugar a una pérdida de control.

El Estado de cambios en el patrimonio relaciona el estado de situación financiera de la entidad y su estado de resultado integral. 

En el caso de una consolidación, el estado consolidado de cambios en el patrimonio, también debe exponer los cambios en el patrimonio atribuible a la controladora y a la no controladora e información sobre los cambios en dichas participaciones.