Ley 19.749 que complementa la Ley Integral contra el Lavado de Activos Nro. 19.574

Se aprobó la Ley 19.749 que complementa la Ley Integral contra el Lavado de Activos Nro. 19.574 promulgada en diciembre de 2017. La misma implementa sanciones financieras contra personas o entidades vinculadas al terrorismo, su financiamiento y el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva.

Así por esta nueva ley -sancionada el 15 de mayo y su reglamentación del día 16 de mayo pasado- los sujetos obligados financieros y no financieros deben permanentemente verificar las listas de individuos o entidades asociadas a organizaciones terroristas confeccionadas por la ONU y disponibles en la página de BCU y de la SENACLAFT cuando realizan transacciones o servicios para sus clientes. La novedad que incorpora esta ley es que si el Sujeto Obligado detecta que su cliente está en dichas listas “deben proceder al congelamiento preventivo inmediato y sin demora de los fondos y demás activos financieros o recursos económicos de dichas personas o entidades e impedir asimismo el ingreso de fondos a su disposición”. Asimismo, debe informar de inmediato a la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) del Banco Central del Uruguay, quien comunicará la decisión a la Justicia para que en un plazo máximo de 72 horas determine si dicho congelamiento corresponde y sin previa notificación decidirá el mantenimiento o no del congelamiento realizado.

 

En caso de que un sujeto obligado no notifique la relación entre su cliente y las organizaciones terroristas incluidas en dichas listas lo hacen pasible de sanciones económicas que van desde tres mil dólares alcanzando sanciones de hasta trescientos veinticinco mil dólares según valor actual de la UI.

 

Para dar cumplimiento de las cuarenta recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional aún queda trabajo por realizar en materia de promulgación de leyes en el país, sin embargo, la reciente ley da señales claras sobre un Uruguay que busca adaptarse al actual marco regulatorio internacional.

 

Consideramos que es fundamental para los sujetos obligados especialmente del sector no financiero, -ya que son los “nuevos” - incorporar en forma urgente procesos de debida diligencia exhaustivos a su rutina y que los mismos sean procesos metódicos, eficaces y sustentables en el tiempo, para hacer frente a las actuales exigencias que tenderán a intensificarse con el paso de los meses.

 

El Departamento de Riesgo y Cumplimiento de Mazars ofrece colaboración a través de consultorías de incorporación, pre auditorias de cumplimiento, así como la delegación (tercerización) de debida diligencia para sujetos obligados del sector no financiero, poniendo a disposición su equipo de profesionales expertos en prevención de lavado de activos, que apoyados en herramientas tecnológicas especialmente diseñadas dan un servicio ágil y de calidad.

 

Adjuntamos Ley 19.749 y Reglamentación