Asesoramiento y Capacitación en el marco de la nueva Agenda de Derechos

  • Share
  • Print page

El Estado uruguayo ha decidido impulsar una agenda de derechos con algunos principios rectores de la misma. Para ello ha impulsado algunas leyes que en el caso de no cumplirse son pasibles de sanciones. Estas situaciones se dan no solo para los trabajadores/as de la empresa, sino para sus dueños/as, o quién represente a la empresa o ésta designe para su representación, además de las empresas contratadas y proveedores en general.

En diálogo con los instructores especializados en estos temas del área de Capacitación del Departamento de RRHH de Mazars, les consultamos:

¿Cuáles son las leyes que regulan la mencionada agenda de derechos impulsada por el Estado y las sanciones previstas en caso de incumplimiento?

Las mismas son las siguientes:

  • Ley  17.817 Lucha contra el racismo, la xenofobia y toda forma de discriminación.
  • Ley 18.561 Acoso sexual. Normas para su prevención y sanción en el ámbito laboral y en la relación docente-alumno. Con su Decreto reglamentario N° 256.
  • Ley 19.580. Violencia hacia las Mujeres basadas en género.

El incumplimiento de las leyes mencionadas anteriormente implica no respetar los derechos humanos de las personas y las sanciones dependerán de cada caso, pudiendo las mismas disponer de instancias de capacitación para las personas denunciadas, multas económicas, traslado o suspensión, hasta llegar a la prisión en casos más extremos. 

Pero más allá de las sanciones, este tipo de conductas y situaciones llevan a un clima laboral hostil, con una baja productividad, ausentismo, seguros por enfermedad y rotación de personal, entre otros.

¿Cuáles son las necesidades más frecuentes que las empresas plantean?

Primero que nada, el desconocimiento de las leyes antes mencionadas. En segundo lugar no saben cómo actuar ante estas situaciones, no cuentan con los conocimientos y experiencia para abordar la empresa desde una perspectiva de derechos humanos, género y diversidad.

Por último, surge la necesidad de actuar ante situaciones de denuncia y las exigencias que la IGTSS le impone a las empresas de brindar capacitación a las personas denunciadas.

¿Qué acciones preventivas pueden tomar las empresas para encontrarse protegidas ante una posible denuncia?

La prevención pasa en primer lugar por la capacitación que permita conocer acerca de estos enfoques. La ausencia de estos enfoques no se encuentran ausentes en la empresa solamente, están ausentes en la sociedad toda. Las empresas se conforman por personas que en su mayoría tienen incorporadas prácticas culturales de discriminación. Ese círculo de la discriminación es muy difícil de romper, hay que desaprender para volver a aprender.

Además de la capacitación, incorporar en el reglamento de trabajo la perspectiva de derechos humanos, de tolerancia cero al acoso. Difundir a través de la web empresarial, en sus mailing, newsletter, publicidad estática, difusión a sus clientes y proveedores.

También resulta fundamental, realizar un protocolo de actuación ante situaciones de acoso laboral y/o sexual y difundirlo en la empresa, que se conozca  su existencia.

¿Cómo han sido las experiencias llevadas a cabo por el Departamento de RRHH de Mazars en materia de capacitación dentro de este marco?

En nuestra experiencia además de capacitar a mandos medios y personal en general, hemos capacitados a personas que fueron denunciadas por acoso moral laboral y sexual, con denuncias y pronunciamientos por parte de la Inspección General de Trabajo del MTSS.

En ambas, la respuesta ha sido muy positiva, por un lado hay un desconocimiento de la agenda de derechos, la dificultad de relacionarse adecuadamente con la otra persona, en como ejercer el poder y además la puesta en acción de una cultura de trabajo que responde en muchos casos a otras épocas. 

¿Las empresas tienen beneficios económicos al adquirir nuestros servicios?

Las empresas pueden recibir el beneficio de realizar las capacitaciones obteniendo entre un 50% y 100% de subsidio, según las condiciones y en la medida en que sea gestionado con suficiente antelación a través de los organismos correspondientes. En tal sentido, también asesoramos a las empresas orientadas a llevar adelante políticas preventivas, sobre cómo obtener dichos beneficios para la contratación de nuestros servicios profesionales. 

Share