Con el coronavirus evolucionamos todos - Nuevo estilo de trabajo: HOME OFFICE

Este DEBE ser un momento para re organizar la vida profesional y personal. Debemos independizarnos emocionalmente, ser autónomos con las responsabilidades y compromisos que asumimos.

Aunque sea a la fuerza, esta situación nos obliga a descubrir nuestras habilidades blandas que necesitamos entrenar para comunicarnos mejor y ser efectivos en el Home Office como: ser empático, ser adaptable, ser organizado y ser proactivo.

Ser empático es la capacidad de comprender la vida emocional de otra persona, casi en toda su complejidad. Refiere entre otras cosas a la escucha activa , la comprensión y el apoyo emocional. En una crisis sanitaria como esta, en la que la vida de uno depende del comportamiento de los demás, y viceversa, es cuando se activan los mejores sentimientos y actitudes del ser humano. 

Ser adaptable tiene que ver con la flexibilidad y la apertura. Adaptarnos a la situación que tenemos afrontar sin perder de vista los objetivos y plan de trabajo con el que debemos cumplir. Esta mayor flexibilidad puede permitirte trabajar cuando te sientas mejor, lo que puede ayudarte a ser más productivo. 

Ser organizado es fundamental para tener una rutina de trabajo en casa. La organización y la planificación deben ser diarias y semanales apuntando a los objetivos a corto, mediano y largo plazo que tenemos establecidos con nuestro equipo de trabajo. Administra las actividades que tendrás durante el día y elige las metas a cumplir durante tu jornada para que puedas entregar tu trabajo en tiempo y forma.

Ser proactivo es el acto de actuar rápidamente para evitar futuras complicaciones. También es “tomar situaciones” para uno mismo, aprender y desarrollar actitudes que puedan predecir problemas y actuar incluso antes de que sucedan. 

Hoy nos atraviesa esta situación mundial y debemos afrontarla juntos como equipo de trabajo que somos. 

La sugerencia es que actives tu propio protocolo de emergencia para sobrellevar la cuarentena en casa y aumentar tu productividad laboral, empezando por establecer reglas especiales para la convivencia 24/7 con los que viven con nosotros y seguir adelante cumpliendo los objetivos de MAZARS. 

Teniendo en cuenta la situación familiar de cada uno es importante el cómo nos organizamos en la articulación del home office y la dinámica familiar. Debemos tener presente que la NEGOCIACION es una herramienta que nos va a servir continuamente para delimitar los espacios personales de los laborales. Este momento actual nos obliga a salir de la ¨zona de confort¨ y debemos negociar nuevas reglas de comportamientos con nuestros hijos, pareja y padres. Todos los miembros de nuestra familia se están adaptando a  los cambios en todos los aspectos. Articular el teletrabajo en nuestras casas es un gran desafío que tenemos todos.

TIPS: 

  • Rutina y disciplina, nuestras nuevas amigas en casa.  Dentro de la planificación del día  debemos: establecer y respetar los horarios de trabajo. Disponer de horario de descanso y horario abierto a distracciones como para revisar redes sociales, recibir llamados, etc. Tomarnos el descanso merecido en el medio de la jornada. Así como también implementar breaks cortos, de 5 minutos, entre cada tarea de larga duración. Esto nos ayuda a mantenernos concentrados, motivados y aumenta nuestra productividad. 
  • Vestirse cómodo para trabajar en casa. No al pijama, ni al sofá ni a la cama!!Esto sirve para enviarle una señal a nuestro cerebro, activarlo y ponerlo en modo trabajo. 
  • Delimitar un espacio de trabajo cómodo y tranquilo donde puedas concentrarte. Es importante establecer límites que separen la vida laboral de la personal.

Mantener ese ambiente ordenado, limpio, ventilado y con luz natural.

  • Evitar las distracciones con la tecnología y redes sociales. Proponernos utilizar las redes sociales dos veces al día. Si bien utilizamos Whatsapp como una herramienta de comunicación laboral, debemos dejarlo de lado y enfocarnos en la tarea a realizar. Proponernos revisarlo cada dos horas, o al haber finalizado una tarea importante. Si es una urgencia, de seguro te harán una llamada. 
  • Realizar lista de tareas con los objetivos claros y medibles. Programar la jornada antes de iniciarla. Contar con una correcta planificación de las actividades, así como un orden para llevarlas a cabo es siempre la mejor opción. Hacer varias tareas a la vez no es una buena elección.  
  • Realizar un reporte diario de las tareas realizadas. Esto nos ayudará a terminar la jornada satisfechos por el deber cumplido y motivados para planificar el día siguiente.

LAS TRES ¨C¨DEL HOME OFFICE: Compromiso, Cumplimiento y Comunicación.

Desde Mazars Capital Humano, estamos a entera disposición para brindarles lo que necesiten en estos momentos diferentes y difíciles. Estamos muy abiertos a escuchar tanto inquietudes como propuestas. 

Es fundamental enfocarnos en continuar con nuestras actividades laborales, cumplir los objetivos planteados para nuestra salud mental y profesional. 

Es un gran desafío personal lograr adaptarnos esta modalidad de trabajo, pero de lo que si estamos seguros es que vamos a salir más fortalecidos y unidos como grupo humano y de trabajo.